Propagación de Suculentas ¡Por sus hojas!

Las suculentas son de esas plantas que nunca dejan de sorprendernos, como ya vimos en el post anterior es posible propagarlas en agua, pues estas bellezas son capaces de reproducirse por medio de sus ¡hojas! y es que perdonarán mi emoción pero es que es una vaina increíble, y ya les vamos a mostrar cómo sucede la magia.

Entonces manos a la tierra, es un proceso muy sencillo que les explicaré a continuación:

1.De una planta obtener las hojas, quitarlas una a una cuidando que no quede mal cortada, pues lo más probable es que no funcione.

Aveces cuando las suculentas no reciben el sol necesario se estiran buscando la luz, a esto se le llama etiolación, si de pronto a alguna de tus suculentas le ha pasado esto es la perfecta ocasión para reproducir más con sus hojas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Dejamos las hojitas que hayamos retirado en un espacio de luz y aire, para que cicatrice la herida, -sí- herimos a la hoja, pero no es grave y ella cura rápido, las podemos dejar una semana o más y algunas empezarán a enraizar , otras de pronto no pero igual van a servir, si vez que alguna está podrida o seca, ahí sí hay problemas y ya no va a servir, esas retíralas.

 

Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Ahora solo es colocarlas en algún recipiente con tierra, las suculentas son plantas que crecen donde sea, a veces nos preocupamos por no tener el sustrato correcto, esos que encontramos en internet y son mil cosas, tierra, compost, humus, carbón, vermaculita, turba bla bla bla, con la tierra de jardín que tengas en casa estarán bien, si ves que de pronto está muy compacta agrégale arena o cascarillas de huevo para generarle porosidad, después solo humedécela antes de empezar a colocar hoja por hoja, sin enterrarlas.

Bueno, tampoco quiero menospreciar la utilizad de los sustratos, pues éstos las ayudan a crecer, a estar sanas y hasta florecer, más adelante haremos un post completo del tema, pero si en el momento solo tienes tierra, ¡está bien!

4. Listo, ahora solo es esperar y ya verás que en menos de nada van apareciendo mini suculentas, y bueno dependiendo también de la especie, la luz y el riego unas crecerán más rápido que otras.

Y listo! cuando ya estén un poco más grandes pueden sembrarlas en materas con suficiente espacio para que sigan creciendo y así tengas una nueva suculenta propagada ¡por sus hojas!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *