S O S Abejas

La abejas han estado desapareciendo, y hay muchas razones por las cuales esta sucediendo este fenómeno, y tal vez ya lo hayas escuchado y te de igual, o tal vez no, tal vez pienses en la importancia de éstas para la polinización, pero no sepas en sí de que manera te afecta y no sepas cómo ayudar, pues te quiero contar por qué las abejas son tan importantes, el papel de las ciudades y cómo podemos ayudar.

Para nadie es un secreto la importancia de las abejas, y es que hay una infinidad de éstas aunque solo conozcamos las abejas melíferas, ¡pues existen 20.000 especies de abejas en el mundo entero!, con base en esto hoy quiero hacer un llamado, primero a que nos informemos y hablemos acerca de los insectos que hacen el trabajo de polinización de las flores.

Los polinizadores desempeñan una función ecológica fundamental para nuestra seguridad alimentaria, pues ayudan a que la producción de nuestros alimentos sea mucho más efectiva y de mejor calidad, ya que sin ellos no sería posible la persistencia de nuestros ecosistemas y por lo tanto nuestro futuro sería bastante incierto, si las plantas no tienen una interacción con algún tipo de polinizador, podríamos dejar de tener acceso a cientos de frutas, verduras, hortalizas que consumimos actualmente.

Existen muchas charlas que podemos consultar acerca de este tema y quiero dejar una por acá, en donde explican de una mejor manera, por qué las abejas están desapareciendo.

¿Qué es esto de la polinización?

Las plantas atraen a los polinizadores por su néctar, y ahí comienza el proceso que se desarrolla desde que los insectos transfieren el polen de los estambres de la flor al pistilo en el que germina, el polen se trasmite a través del viento que es un agente abiótico o un agente biótico, es decir un polinizador, principalmente abejas, pero también mariposas, colibrís, murciélagos y otros organismos.

¿Por qué están las abejas en riesgo?

Empecemos por una cosa, las abejas tienen sus propios problemas y enfermedades, una de ellas es un ácaro llamado “varroa destructor” , y es un parásito chupasangre que compromete el sistema inmunológico de la abeja, en la charla de TED que dejé más arriba, Marla Spivak compara la situación de una abeja, que además de tener un varroa en su cuerpo, que para los humanos sería algo así como tener gripa, un virus, debe recorrer cierta distancia para encontrar su alimento, pero éste se encuentra contaminado con alguna especie de pesticida que llega a su organismo, ésta se desorienta, pierde el camino a casa o se paraliza y muere, es triste no?.

Sin embargo, no hay razones claras que nos indiquen la última verdad, por que las abejas no solo mueren, desaparecen y a esto se le llama “Síndrome de colapso de la colonia”; desde la segunda guerra mundial, las personas comenzaron a utilizar cierto tipo de químicos, a cultivar dos o tres especies sin tener en cuenta la importancia de la biodoversidad, aparecieron los monocultivos y con éstos las plagas, aparición de pesticidas, introducción de especies foráneas, perdida de hábitat por deforestación, agricultura extensiva, explotación maderera no sostenible, construcción urbana, todas éstas prácticas han reducido la diversidad y la abundancia de las abejas en el transcurso del tiempo.

El mundo con abejas (izquierda) El mundo sin ellas (derecha)

El papel de la ciudades

Bueno y llegados a este punto, las personas que vivimos en ciudades, grandes urbes, nos preguntamos o bueno yo me he preguntado ¿cual sería la función que cumplen las ciudades en la pérdida de polinizadores que se ha venido dando desde hace un tiempo atrás?, por que cuando decimos abejas o polinizadores, cultivos, pensamos en zonas rurales, pues NO, se han dado muchos casos de éxito en la ciudades, en donde la apicultura urbana ha transcendido, la agricultura urbana, el aprender y conocer los efectos que la áreas urbanas tienen sobre las plantas y animales y su relación con la vida humana ha sido toda una tendencia actual de sensibilización frente a un fenómeno que nos afecta a todos, es importante pensar en diferentes alternativas para la recuperación de los hábitats, de las diferentes especies, no solo de abejas, de todos los polinizadores que pueden encontrar sustento en la vida urbana.

Para ser más clara, en la ciudad tenemos ecosistemas urbanos y espacios amigables con el ambiente que creamos nosotros mismos, y ahí el ¿cómo podemos ayudar? entra en juego.

Pequeñas grandes acciones para ayudar a las abejas y como plus al planeta entero.

Plantar flores

Nativas o tradicionales (claveles, geranios rosas, girasoles, lavanda)

Creación de huertas urbanas 

Si tienes un espacio en tu casa, en una terraza, patio o jardín, !perfecto! manos a la huerta, si no, el activismo es luchar por causas en común que nos beneficie a todos, entonces por qué no crear una huerta comunitaria en algún espacio vacío, en donde no solo se beneficien las abejas, sino también las personas y puedan consumir lo que se dé, y el beneficio es doble.

Árboles

Los árboles también cumplen un papel fundamental, si tenemos el espacio suficiente, a nivel paisajístico es una vaina increíble, podemos plantar árboles frutales, -claro-dependiendo claramente del clima y lugar en donde nos encontremos,  y sembrar las especies adecuadas.

Para terminar les dejo un video, acerca de por qué necesitamos abejas en la ciudades, espero les guste tanto como a mí, por que la naturaleza es fascinante y cada vez deja más puertas abiertas a la consulta e investigación, que pienso siempre es el primer paso, pero sobre todo a la acción, siempre  podemos encontrar la manera de ayudar a los animales como más podamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *